A nivel global México es reconocido como una potencia mundial en talento relacionado con las industrias de manufactura y automotriz.

 

Destacando por la calidad de la mano de obra, así como el desarrollo de centros especializados que han fortalecido la disciplina a lo largo del país.

El talento de los ingenieros e ingenieras mexicanas y este posicionamiento se está expandiendo rápidamente a disciplinas como la ingeniería de software y de firmware, son pilares de la transformación tecnológica que vive Latinoamérica.

¿En qué consiste el firmware?

Los ingenieros e ingenieras de firmware son quienes conectan los dispositivos físicos con el intangible mundo del software, a través de programar un procesador, hablando el lenguaje máquina, el de 1’s y 0’s, para que pueda interactuar con el mundo físico. Dichos ambientes pueden ser muy diversos, como un control remoto de televisión, electrodomésticos, un celular, nuestros automóviles, o una consola de video juegos.

Es crucial reconocer la importancia que tiene el talento mexicano en este campo, de manera que más jóvenes se acerquen a esta apasionante profesión y por el amplio mercado laboral existente. Es por ello que cada vez son más las empresas y las industrias que apuestan por el talento mexicano en ingenierías y, en particular, en ingenierías de software y firmware.

Uno de los desafíos que tenemos por delante, además de inspirar a más jóvenes para acercarse a esta profesión, es tener un mayor balance de género. De los profesionistas dedicados a las áreas de electrónica y automatización, solo el 7.7% corresponde a mujeres de acuerdo con el Observatorio Laboral.

Es tarea de todos, tanto de la iniciativa privada como de universidades y sector público, generar las condiciones adecuadas para que más mujeres aporten su talento en esta profesión.

En particular, los ingenieros de firmware, especialidad en la que hoy, México es una potencia mundial.

 Fuente Forbes México